domingo, 10 de octubre de 2010

Lakatos, Perón y Chávez.

Antes de empezar (o al terminar), ver nota *

"Ningún resultado experimental es capaz de matar una teoría; cualquier teoría puede ser salvada de los contraejemplos, bien mediante algunas hipótesis auxiliares o mediante adecuadas reinterpretaciones de sus términos"
** Imre Lakatos.


Y no pasó nada... y no pasó nada en Venezuela. Hace dos semanas hubo elecciones en Venezuela, y esperé unos días para ver si, de rebote, pasaba aquello que nos advertían en los medios (fraude electoral, violencia contra los votantes, impugnación de resultados, etc.)... contra todo eso, NO PASO NADA.
Ahora nuevamente el análisis basado en el enfoque "dictatorial" de la cuestión venezolana deberá reestructurarse. Un nuevo contraejemplo (en número 13) será una nueva y leve anomalía que los denunciantes y fiscales de la "dictadura venezolana" se encargarán de explicar, mostrándonos que en el fondo (cada vez más en el fondo), por más elecciones libres que haya, Hugo Chávez es un dictador. Porque, curiosamente y en contra de lo que cualquiera pudiera creer, no son nuestras acciones las que nos definen ¡No señor! Lo que nos caracteriza (a nosotros y a Chávez) es una tendencia interna y dictatorial, una mala voluntad oculta. Por suerte esta faceta oculta, este Mr. Hyde escondido tras nuestros rostros, es conocido (váyase a saber por cuales métodos) por aquellos que tan valientemente señalan y denuncian la "dictadura constitucional" de Venezuela.
La frase de Imre Lakatos mencionada arriba, nos advierte que todas las teorías (en particular la del Chávez dictador, así como la otra teoría del Perón dictador), son irrefutables; siempre podrán conservar su vigencia. No importa cuantas elecciones haya, no importa cuantos referéndum, no importa cuanto se redistribuya la riqueza, no importa si se modifica la constitución por medios constitucionales; No importa nada de eso, la teoría en cuestión (la del Chávez/Perón dictador), sigue con su vigencia intacta.
No importa lo que se haga (a excepción, claro, de irse), siempre ellos (los defensores de la libertad) hallarán la manera de llamar "demagogo" y "dictatorial" a cualquier régimen que les de mala espina. En especial a los dos que mencionamos arriba: el gobierno peronista y el chavista.
Repetimos: Lakatos (filósofo húngaro, discípulo de Popper, profesor de la Escuela de Londres,exiliado a causa de la URSS), ya nos advertía un mecanismo cuya aplicación recurrente siempre permite defender estas teorías:
Ellos (los opositores) llaman a Chávez y a Perón "dictadores" y se rasgan las vestiduras en pos de una real "democracia". Les pedimos que definan "democracia" y nos hablan de elecciones y de concensos. Les señalamos las 4 elecciones ocurridas en la época peronista y las 12 realizadas durante el gobierno de Chávez; y concluímos que esto coincide con la definición dada de "democracia".
Entonces ellos nos señalan que la democracia no es solo la reiteración periódica de eventos electorales, si no que debe haber una real dimensión pública de la política para que un régimen sea democrático. Frente a eso, nosotros les marcamos que tanto el gobierno peronista (con los cabecitas negras) como el chavista (con los pueblos originarios ***) se caracterizaron por poner en escena a sectores que tradicionalmente no habían tenido tradición política o se encontraban rezagados respecto de otros sectores. Nuevamente concluimos, que a pesar de la reelaboración del término, tanto Chávez como Perón siguen siendo democráticos.
¡No! nos gritan, y en seguida bajan la voz. Luego nos hablan de las formas correctas y del respeto a las instituciones. Y sentencian que tal respeto no se halla en ninguno de los dos gobiernos que estamos discutiendo.
Frente a eso les recordamos que Perón asumió el gobierno luego de una secuencia de 15 años de golpes militares y fraudes electorales y les preguntamos qué instituciones quedaban en pie como para que el gobierno peronista las respetara. Cómo puede ser anti institucional un gobierno como el peronista que en 1949 con una sola ley DUPLICA el padrón electoral al instaurar el voto femenino... entonces ellos responden que ... y nosotros contestamos que... y así seguimos durante horas...
¿Qué hacemos frente a esta historia de nunca acabar? Lakatos, luego de diagnosticar este problema con las teorías, proponía una ingeniosa solución: dado que hay muchas explicaciones de los hechos, explicaciones coherentes y mutuamente excluyentes entre sí, debemos elegir las que sean "progresivas" (es decir las que explican y al mismo tiempo predicen nuevos hechos, cuya existencia se confirma) y al mismo tiempo debemos descartar las explicaciones "regresivas" (aquellas que solamente explican los eventos ocurridos sin pronosticar nada nuevo, o que pronostican hechos inconfirmables o bien que nunca terminan por ocurrir).
Entonces esta clasificación de las explicaciones, nos da un fallo salomónico: la teoría del Chávez/Perón dictador es "regresiva", no sirve. Explica los eventos, y al mismo tiempo predice fraudes electorales, impugnaciones, aprietes a los votantes. Pero nada de eso ocurre... Hay una, dos, tres... 13!! elecciones y deben continuamente cambiar sus definiciones para explicar como a pesar de las elecciones, Chávez es un dictador. Nos hablan de un gobierno peronista dictador, y mirando los documentos históricos nos encontramos con la ley del voto femenino, con la igualación de los derechos de los hijos naturales y los legítimos, encontramos derechos laborales por primera vez en la Argentina, etc....
Se politiza la ciudadanía, crecen los niveles de participación electoral, el Congreso se convierte en un lugar que puede frenar al ejecutivo; pero a pesar de eso, siempre hay una veta semántica para dar una definición tal que permita encuadrar al gobierno venezolano como "dictadura".
Ellos, los detractores de estos gobiernos, intentan explicar estos procesos. Y lo consiguen, pero sus explicaciones son "regresivas". Más que explicar, pareciera que ellos van corriendo detrás de los hechos...aunque hay que reconocerles que parecieran no cansarse en su desbocada carrera contra la realidad...
Nosotros, por nuestra parte, estamos contentos con este "cambio de época"; con la politización de los sectores sociales, con la explicitación de intereses corporativos (que aunque siguen operando cada vez se les complica más hacerlo a la sombra)... miramos todo esto con asombro, un poco de esperanza, y además de eso, vemos la necesidad de explicar algo. Explicación que nos reclama, pero también nos excede... mayor razón todavía para ser cuidadosos y tentativos...

NOTAS:
*no me considero ni chavista ni peronista... los gobiernos mencionados (como cualquiera a lo largo de la historia) tienen profundos claroscuros. Habrá razones para considerarlos buenos o malos gobiernos, pero lo que es un disparate es llamarlo "dictaduras". Contra ese disparate (y sólo contra eso) dirijo el post.

**Imre Lakatos, "Los Programas de Investigación Científicas". Sección 1.1.c)

***pienso en las siguientes medidas: Ley Orgánica de los Pueblos y Comunidades Indígenas, Ley de Demarcación y Garantía de Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas, Ley de Idiomas Indígenas y la creación del ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas.





A los argentinos: ¿se acuerdan de este "incidente"?


Odiseo Blabla

1 escritos apócrifos:

Luciano Rè dijo...

MUY BUENO ULI. Me encantó. La verdad es que me hiciste pensar, ahora con más argumentos, lo que venía pensando. Lo peor de todo es que esta clase de ideas vienen por lo general de personas que la democracia les cae mal... Ahí está el eje de la cuestión me parece.

...::Palabras para el buscador::....

Blog, Tandil, Argentina, Filosofía, Matemáticas, Ciencia, Pensamiento, Cristiandad, Blogger.