domingo, 17 de mayo de 2009

A propósito del celular...

No tengo celular. Todos mis amigos lo tienen, todos mis compañeros lo tienen y todos mi parientes (¡Hasta mis abuelos!) lo tienen. Todo el mundo tiene celular. A propósitos de esto he recibido frases como "sos la primera persona que conozco sin celular", o "¿que clase de vida es esa donde tenés Internet en tu casa pero no celular?
Debo confesar que a menudo he sentido la tentación de comprarme uno, es incómodo no enterarse de las reuniones de amigo y todas esas cosas que antes se improvisaban con un margen de horas y ahora se arman en un lapso de minutos (vía mensaje de texto)... inexorablemente quedo aislado salvo cuando un alma caritativa me llama a mi casa, y con una voz apagada (el celular tiene mala "acústica") me informa de la reunión. Debido a esto a menudo siento la tentación de comprarme un celular. Al principio combatía estas ganas invocando una frase atribuída (sospecho que apócrifamente) a Umberto Eco:

"La gente importante no necesita celular"

Cada vez que la repetía, me calmaba y podía seguir mi vida marginal (no tanto) al borde de la telecomunicación.(Empiezo a pensar al celular como un mito moderno, cuya función es crear una subjetividad comunicativa permanente).
Sin embargo, con el correr del tiempo, el efecto de esta frase se diluyó. Al punto tal que hasta hace un par de semanas estaba dispuesto a comprarme un celular apenas tuviese la plata suficiente... pero entonces, mi padre volvió de la feria del libro con Macanudo3, el libro del dibujante Liniers... y allí encontré este genial chiste....

Repuesto de la tentación, recuerdo que sin celular no estoy incomunicado. Simplemente me hace un poquito más impredecible (y diferente) que el resto (aunque no tanto)...

viernes, 1 de mayo de 2009

Una breve ontología... y un reniego

"Onto" viene del término "ser", y "logía" hace referencia a "logos", conocimiento. (No resistí la tentación de hacer una introducción etimológica al asunto). En conclusión (¿conclusiones tan pronto, al inicio del artículo?) la ontología es una rama del saber que estudia el ser. Al ser "el ser" un concepto tan amplio, hay muchos pensadores que han propuesto infinidades de enfoques... yo simplemente he decidido hacer una mezcolanza de algunas ideas que me llegan fragmentariamente.

Partamos del poco fashion Sartre:
"No nos convertimos en lo que somos sino mediante la negación íntima y radical de lo que han hecho de nosotros". Impactante frase (ideal para ponerla de nick en el messenger). Aquí se plantean 3 cosas a primera vista. 1) que lo que somos depende de nosotros; 2) Que estamos condicionados por los otros; 3) la negación de la praxis ajena nos hace ser... Sin embargo, hay que aclarar que Sartre escribe esto desde una teoría dialéctica marxista (inspirada en Hegel), para quien la negación de una situación era, precisamente, una nueva situación que contiene (y supera) a la situación negada anteriormente. En otras palabras: negar lo que hicieron de nosotros, implica superar esa praxis ajena, pero al mismo tiempo contenerla como algo que nos constituye. Esto viene como anillo al dedo para los amantes y dogmáticos del contexto... En conclusión a este párrafo :"nuestro ser es aquello que somos mientras negamos lo que somos por el ser de los otros" (estos juegos de palabras que redundan en la palabra "ser", son infaltables en toda ontología. Significa que vamos por buen camino).

La frase anterior de Sartre me encanta porque es esgrimible contra algo que siempre me resulta un poco molesto: la metafísica urbana. Esta metafísica siempre nos es impuesta desde las letras de canciones y películas (cómo Matrix); y sólo reduce la cuestión del ser a un conjuntos de preguntas a responder (siempre desde la lógica aristotélica) sobre temas como el destino, el libre albedrío, si la vida es real o es una ilusión, etc. Siempre se trata de ver como es que está constituido el ser. Y nunca pasa de ahí.

Lo genial de las frases como la de Sartre es que nos informa que el ser es una construcción, y luego nos alarga una invitación inmediata a construirlo; y para hacerlo no nos aisla del mundo (la propuesta de pensar sobre el destino o el libre albedrío siempre implica poner entre paréntesis al resto del mundo). No nos aisla del mundo, con un giro espectacular nos hace responsables del mismo...

Odiseo Blabla



Misa-Chan; ejemplo de aquello a lo que me refiero.
Mientras L y Light pensaban y modificaban el mundo, ella "jugaba"...

...::Palabras para el buscador::....

Blog, Tandil, Argentina, Filosofía, Matemáticas, Ciencia, Pensamiento, Cristiandad, Blogger.