domingo, 14 de junio de 2009

La Justicia y sus Marcos Jurídicos

"Hay situaciones en que la ley no alcanza para traer justicia;
es entonces necesario actuar por fuera de la ley
para conseguir justicia natural (...) Esto no es venganza, es castigo"

Monólogo de Tomas James antes de ir a matar a John Travolta; en The Punisher.

El límite es como la conciencia; si la "conciencia" es siempre "conciencia de algo",
el "límite" es siempre "límite de algo". Y este "límite de algo" debe enfrentar la posibilidad latente de que ese "algo" desborde el límite. Por eso, los limitadores, cuando proponen una delimitación, dan el supuesto que lo limitado tiene unas "fronteras ontológicas", que son descritas por ese límite. De manera que el objeto, mientras sea invariable, andará por los caminos marcados por el límite. Y fuera de ellos, el objeto no tiene existencia.
Eso pasa con la Justicia.
Lo jurídico moderno supone que fuera de la Ley no hay justicia. Lo cual resulta muy coherente a la hora de imponer unidimensionalmente una determinada reglamentación jurídica.
Pero
¿que pasa cuando se reconoce a un poder fuera de la ley que puede emitir Justicia? Eso acontece en la constitución argentina y es uno de sus puntos más débiles. Ya en el preámbulo se invoca a "Dios, fuente de toda razón y Justicia". Mal hecho (politicamente), si se reconoce a una forma de conseguir justicia de justicia por fuera de la ley, esta pasa a ser obsoleta. Pero para corregir esto puede invocarse a la ley como el único canal de justicia. Es decir, la justicia existe per se, pero solo se manifiesta por la ley.
Pero este argumento cae cuando se actualiza la ley. Esta actualización se realiza aduciendo que la ley debe contemplar nuevos casos que no estaban definidos al conformarse la ley en su origen. Entonces se da la arbitrariedad de tener que ELEGIR como serán consideradas estas nuevas situaciones. La paradoja es evidente:
si a las nuevas situaciones no las podemos juzgar porque para eso la ley debe actualizarse...¿como la actualizaremos sin saber de antemano cómo la ley deberá juzgar dichas nuevas situaciones ?... es imposible saber esto ya que el único camino de la justicia para darse a conocer es la ley, que por hipótesis es insuficiente para esta situación. Luego la situación queda sin juzgarse y por ende sin justicia. Y sin justicia, no hay dominio de la ley, y sin la ley no hay dominio del Estado.
Pensaba explicar con esto porqué en la Argentina se considera que la justicia y la ley van de la mano solo si me favorece el juicio, o el veredicto es como a mi me parece.
Si así no acontece entonces no se hizo justicia...Esto se gesta ante la presencia tan explícita de la contradiccion, alguna vez un legislador sagaz deberá ocultarla...
El Estado moderno y su ley es represiva (como la democracia, que reprime lo represivo, excluyéndose inteligentemente a sí misma), y en el caso de la Argentina, contradictoria: y por eso vale la pena pensarla...

Para terminar, debo reconocer que ahora entiendo porque en la Biblia dice que la ley está para señalar lo malo; pero no para traer justicia... eso lo hace Dios por medio de Jesucristo... (investigaré un poco los pasajes, para asegurarme de que no soy muy hereje al decir esto...)




Jigoku Shoujo...No trae justicia, solo venganza... el resto es cosa tuya...

Odiseo Blabla

1 escritos apócrifos:

Lubi Moreno dijo...

"aquí lo importante es ganar; la justicia déjensela a Dios" James Woods en Shark, Jefe de un grupo de abogados de la fiscalía de Los Angeles.

Muy bueno el post

...::Palabras para el buscador::....

Blog, Tandil, Argentina, Filosofía, Matemáticas, Ciencia, Pensamiento, Cristiandad, Blogger.